viernes, 1 de junio de 2012

Llámalo pingüino, llámalo bola

Madrid en verano es insoportable. Lo es incluso cuando todavía no es verano. Así que, en cuanto acabé este pingüino el pobre necesitó algo de frío y se refugió en el congelador:
El patrón de este amigurumi es muy fácil, perfecto para ser el segundo o tercero que hagáis. El cuerpo central es una bola, mitad negra, mitad blanca, a la que se le cosen el resto de elementos: pico, patas, alas y ojos. Y, lo mejor de todo, el patrón está en castellano. Donde lo encontré, en la página zona manualidades, incluían hasta fotos del proceso, muy útiles para comparar y comprobar si lo que hacemos se parece a lo que debería ser.